Congreso aprueba ley que fija topes a tasas de interés

Pese a advertencias del Ministerio de Economía y otras entidades, el Congreso aprobó, en primera votación, la denominada ley contra la usura.

El Congreso de la República aprobó por mayoría el dictamen que fija límites a las tasas de interés, pese a la opinión de los especialistas.

La denominada “Ley que protege de la usura a los consumidores de servicios financieros” fue aprobada en primera votación con 87 votos a favor, 8 en contra y 17 abstenciones. Posteriormente el Pleno del Congreso decidió exonerar de segunda votación el proyecto.

¿Qué dice la iniciativa?

Topes a tasas de interés y cobros

El texto sustitutorio presentado propone cambios en la “Ley Complementaria a la Ley de Protección al Consumidor en materia de Servicios Financieros” y en la Ley Orgánica del Banco Central de Reserva (BCR).

Con esto, el BCR tendría que establecer límites máximos y mínimos en las tasas de interés que se cobran en el sistema financiero de manera semestral.

Quedaría prohibida la capitalización de intereses y el cobro de penalidad u otra comisión o gasto en caso de incumplimiento o atraso en el pago del crédito.

Las comisiones que se cobren deben n implicar la prestación de un servicio adicional o complementario a las operaciones ya contratadas por el usuario. El costo debe ser demostrable en un informe técnico que se debe presentar a la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradora Privada de Pensiones (SBS).

En caso se identifiquen clausulas abusivas “en materia de tasas de interés, comisiones o gastos” en los bancos, la SBS deberá sancionarlos.

Devolución del Seguro de Desgravamen

La disposición complementaria indica que las entidades financieras deberán presentar al usuario la opción de un seguro de desgravamen que se devuelva al finalizar el pago del crédito.

Cuando el cliente cancele el crédito el banco debe entregar de manera de manera automática los certificados de no adeudo en un plazo no mayor a siete días hábiles.

Eliminan cobro de membresía

El proyecto propone eliminar el cobro por concepto de membresía o afiliación, salvo pacto entre las partes y sin que eso afecte a los beneficios y derechos de las líneas de crédito otorgadas.

Además, también se eliminaría la comisión interplaza, es decir, aquella que cobra el banco por el retiro de efectivo de un cajero automático, ventanillas o agentes multired en una localidad distinta a donde se abrió la cuenta bancaria.